Hogar: cómo usar los artefactos a gas de forma responsable.

Uso responsable del gas

Llega el invierno y necesitamos calefaccionar nuestra vivienda. Para ello primero debemos atender algunas cuestiones vinculadas con la seguridad y el uso responsable del gas.

Con la inminente llegada de la época más fría del año, tenemos que ocuparnos de dejar listas todas nuestras estufas y artefactos a gas para no tener inconvenientes durante el invierno.

Por eso es muy importante tener en cuenta algunas recomendaciones sobre su mantenimiento y el uso responsable del gas y de todos los equipos de la casa.

  •         Antes de encenderlos por primera vez en el año, es necesario que un gasista matriculado verifique el estado de tus artefactos a gas.
  •         Los gasistas matriculados son los únicos autorizados a realizar o reformar una instalación de gas. Para su identificación, debes exigirles la matrícula otorgada por la empresa u organismo que lo avale.
  •         Chequeá que los conductos de evacuación se encuentren sin obstrucciones, ya que los artefactos a gas necesitan despedir residuos de su combustión.
  •         No cubrir ni tapar las rejillas de ventilación. Controlá periódicamente su libre circulación de aire.
  •         Si comprás un artefacto a gas nuevo, verificá que tenga la identificación de aprobación reconocida por el ENARGAS.
  •         Si sentís olor a gas, apagá los aparatos eléctricos, cigarrillos, velas o fósforos. No enciendas o apagues las luces bajo ninguna circunstancia. Abrí todas las puertas y ventanas.  Comunicate a la brevedad con las líneas de emergencia de la compañía que brinda el servicio en tu zona.

Tres tips para el uso responsable del gas:

  • Solo lo necesario: La recomendación más importante a la hora de usar una estufa de gas es no mantenerla encendida durante mucho tiempo.
  • Aprovechar las horas de luz: disminuir el uso de artefactos durante el día para aprovechar el ingreso de la luz y el calor del sol. Mantener las persianas levantadas hasta que llegue el atardecer.
  • Calefacción controlada: evitar la calefacción de las habitaciones que no se usan. Mantener cerradas sus puertas. Si tenés termostato programable, setearlo para una hora antes de volver a tu casa.
  • fuente: fedpat.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola!
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by